El ‘meeting point’ de los skaters

Texto y fotos de Leyre Flamarique y Míriam Monfort

Cuando uno pasa por la Plaça dels Àngels, o, mejor dicho, frente al Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), puede observar a cientos de skaters que tratan de hacer los mejores trucos. Algunos de ellos llevan manga corta en pleno invierno mientras que otros graban a sus compañeros para compartirlo posteriormente en Instagram. Y no es de extrañar.

Barcelona se ha convertido desde finales de los años 90 (gracias a la transformación de la ciudad de cara alos Juegos Olímpicos del 92), en una de las ciudades favoritas a nivel mundial para hacer skate, compitiendo con otras grandes urbes como Los Ángeles. La variedad de los lugares para practicarlo y la variada oferta de ocio para los jóvenes, son unas de las principales razones que atraen a los turistas amantes de este deporte.

Numerosos spots –lugares para hacer trucos- como la Estación de Sants, la Plaça Universitat, Paral·lel o el MACBA, reúnen a miles de aficionados de este deporte. En este último, han patinado y lo siguen haciendo los mejores patinadores del mundo, como Gustav Tonnesen, Dani Lebrón, Pol Catena o Diego Cano. Tal vez sea por su arquitectura o el boca-oreja, pero está claro que la plaza del MACBA se ha convertido en un reclamo para patinadores de todo el mundo que no quieren perderse la experiencia de practicarlo en la ciudad condal.

Éstas son las historias de cinco de ellos.

Anselm Konnow con su skate, visita Barcelona por novena vez. Fot
Anselm Konnow, 27 años, Alemania. Nacido en Hamburgo. Es la novena vez que visita Barcelona para practicar skate con sus amigos.  Foto: Míriam Monfort

Rompiendo con los clichés sobre los alemanes, Anselm Konnow sonríe mientras se aparta un mechón de pelo de la cara. Bromea sobre la marihuana y los problemas de pérdida de memoria: “Sigo haciéndolo. Me he graduado en la universidad ya, pero sigo fumando. Creo que si tuviera que centrarme en mis estudios, no fumaría”. En el lugar donde se encuentra, delante de la fachada del MACBA, el aire está impregnado del olor de cannabis. Típicamente se relaciona esta subcultura con el consumo de esa droga. Para Konnow es “una parte importante de la cultura de la que los skaters quieren admitir”. Para este alemán, esta es la novena vez que visita Barcelona. Ya conoce a muchos de los chavales – la gran mayoría de ellos son hombres – de otros años. Han formado una especie de familia que se reúne para hacer trucos y pasar la tarde juntos “Creo que esta cosa de la familia, es un gran fenómeno de nuestra generación, antes no lo practicaba tanta gente”. Y es que poco a poco este deporte cala más en la sociedad. Tanto es así, que será olímpico en los juegos de Tokio del 2020. Konnow no se lo perderá por nada del mundo.

El brasileño Joao Miguel Maia cumplió su sueño de patinar en
Joao Miguel Maia, 29 años, Brasil. João Miguel Maia cumplió su sueño de patinar en Barcelona como lo hacían sus skaters favoritos. Foto: Leyre Flamarique

Joao Miguel Maia descubrió su sueño por patinar en el MACBA cuando de más joven sus amigos le grababan vídeos en VHS con los mejores trucos que realizaban sus ídolos del monopatín. “Por aquel entonces Internet no existía así que lo veíamos a través de la televisión” nos cuenta. Vino a Barcelona por primera vez en 2011 para practicar su deporte favorito; el skate. La cantidad de lugares que ofrece la ciudad junto con la actitud que desprende, la convierten en uno de los lugares de visita obligatoria para los amantes del mundo del patín. Maia empezó a practicarlo cuando tenía once años, y aunque previamente había practicado fútbol y básquet, asegura que el skate “da mucha libertad poder practicarlo solo, aunque también me gusta juntarme con mis amigos e ir a lugares diferentes”. La mayoría de decisiones que toma vienen principalmente motivadas por el mundo del monpatín, como la de quedarse a vivir en Barcelona después de su primera visita a la capital catalana. “Me gustó mucho la ciudad, el tiempo es muy bueno, la gente muy cool… ¡así que esto es genial!”.

El mundo del skate es mayoritariamente masculino. Iris Vilanova
Iris Vilaseca, 16 años, Premià de Mar. El mundo del skate es mayoritariamente masculino. Iris es una de las pocas chicas que patinan en la plaza del MACBA. Foto: Leyre Flamarique

Iris Vilaseca destaca entre la multitud masculina que abunda en el mundo del skate. A sus dieciséis años opina ante las críticas que le han perseguido desde hace unos seis años, cuando empezó a iniciarse en el mundo del skate; “algunos compañeros de clase e incluso familiares me decían que lo dejase, que era una chica. Me veían muy masculina”. Vilaseca considera que actualmente hay muchas más chicas de las que años atrás practicaban este deporte, aunque apunta a la existencia de un estereotipo muy machista de “la mujer como objeto sexual” que también está presente en el mundo del skate. Sentada sobre su monopatín, con una sudadera que cubre su cuerpo delgado y unas largas trenzas que caen tras sus orejas, confiesa lo mucho que le gusta que cada persona tenga su estilo propio en ese deporte y la suerte de poder practicarlo en un lugar de referencia como el MACBA. “Se puede patinar muy fácilmente, el espacio es muy grande y por eso es uno de los mejores spots. Vilaseca considera que las redes sociales han influenciado en hacer del MACBA un lugar de referencia a causa de la cantidad de fotografías y vídeos que aquí se graban.

Mike Cretteman, de Suiza, viene desde hace 13 años a patinar a
Mike Cretteman, 31 años, Suiza. Viene desde hace 13 años a patinar a Barcelona, de la que le encanta su clima y gastronomía. Foto: Leyre Flamarique

Mike Crettenan ha visitado más de trece veces Barcelona. Asegura que las primeras veces que visitó la ciudad quedó alucinado con el mundo del skate. “Después de venir tantas veces, me encanta la fiesta que hay, el clima, la gastronomía y la lengua”. Está aprendiendo español, una lengua que confiesa que le encanta, e incluso se atreve a pronunciar algunas frases. Su trabajo de técnico de sonido en escenarios, le permite trabajar como freelance durante unos meses al año y poder dedicar el resto a viajar por el mundo. Después de recorrerse Asia, ha tenido la oportunidad de visitar Barcelona tres veces durante este año. A Crettenan le gusta comparar el skate con el yoga, ya que asegura “te sientes libre y a la vez tan concentrado que te olvidas de todo. Después de estar todo el día patinando te sientes cansado pero muy bien”.

Aunque Alejandro Ruiz se hizo un esguince mientras patinaba, se
Aunque Alejandro Ruiz, 21 años,  Salamanca, se hizo un esguince mientras patinaba, se pasea habitualmente por la plaza del MACBA para ver a los demás skaters. Foto: Leyre Flamarique

Apoyado sobre una farola, Alejandro Ruiz contempla los patinadores que se encuentran en la plaza del MACBA. Asegura que ésta ha sido invadida por completo por los skaters, “aquí se han hecho locuras, esta plaza lo ha visto todo”. A los quince años empezó a patinar animado por su primo mayor, que le compró su primer skate por su cumpleaños. Ruiz se anima a contarnos el origen de este deporte que para él es un estilo de vida. “Nació en Los Ángeles, con chicos que cogieron tablas de surf y les pusieron ruedas para bajar a las playas. Cuando se iban de vacaciones las familias ricas de California y las piscinas de las casas quedaban vacías, los patinadores saltaban las verjas y se ponían a hacer skate”. Después de haber estado en Madrid patinando con su grupo de amigos, Ruiz vino por primera vez a Barcelona hace tres años. “En Madrid hay sitios muy chulos también, pero Barcelona es más mítico”. Debido a un esquince ocasionado por la práctica del skate, Ruiz debe conformarse con observar a sus colegas practicar este deporte que él define como gamberro y urbano.

Sebastian Geiger, uno de los muchos skaters que vienen desde Ale
Sebastian Geiger, 25años, Alemania. Nacido en Obertsdorf. Es uno de los muchos skaters que vienen desde Alemania para patinar en el MACBA. Foto: Míriam Monfort

Sebastian Geiger se encuentra sentado sobre su skate disfrutando del sol de Barcelona. “De donde soy yo, hay mucha nieve y hace mucho frío ahora mismo”, comenta Geiger. Ha venido desde el sur de Alemania sólo para pasar una semana patinando en Barcelona. Además de por el buen clima, Geiger apunta que Barcelona ofrece una enorme variedad de spots para hacer skate. El MACBA obviamente, Paral·lel también es muy famoso y Canyelles. Entre sus planes no se incluye el turismo. Según comenta, “ves un montón [de lugares] cuando estás en el skate yendo a los spots”. Como él mismo dice, se trata de un skate trip. Pero esta no es su primera vez. Ya vino el año pasado sobre las mismas fechas con sus amigos, con los que comparte la afición por este deporte. “No conozco mucha gente aquí”. Quizás la acabará conociendo, ya que no descarta volver.

Todos ellos están de acuerdo en la misma premisa. El skate más que un deporte, es un estilo de vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s