Crónica gráfica de una escala

El turismo de cruceros acogió en 2018 cerca de 2 millones de personas que llegaron a Barcelona. Aunque es una de las principales fuentes de ingresos para muchos sectores, también acarrea problemas para la ciudadanía.